Analépticos

Son los que actúan como reconstituyentes y reconfortantes del organismo, reparan las fuerzas y estimulan sus funciones en el periodo de convalecencia de una enfermedad. Se hallan en las plantas alimenticias como la patata, tapioca, avena, maicena, trigo, arroz y plátano; en los frutos secos como almendras, avellanas, nueces, dátiles e higos, y también contienen estos principios activos la acedera, cálamo aromático, castaño de indias, fucus y liquen de Islandia y todos los frutos con riqueza vitamínica. (Ver vitamínicos).

Analgésicos

Son aquellos que alivian o suprimen la sensibilidad al dolor. Las plantas que contienen estos principios activos son la belladona y la coca del Perú.

Anestésicos

Son los que suprimen temporalmente, total o parcialmente la sensibilidad al dolor, pues actúan sobre nuestro sistema nervioso. Entre las plantas que tienen estas propiedades se encuentran la coca del Perú y la belladona, son muy similares a los analgésicos.