Diuréticos

Son aquellos que estimulan y excitan la secreción de orina, función fundamental para el organismo, por ser uno de los medios más enérgicos para expulsar las substancias tóxicas del mismo. Las plantas que poseen propiedades diuréticas son el adonis, alcaparro, alcaravea, apio, arenaria roja, brezo, cerezo, doradilla, fresno, grama, haba, judías, lampazo, mijo de sol, parietaria, patata, perejil, retama negra, saponaria, abedul, abeto, acedera, agracejo, alcachofera, ajedrea, boldo, borraja, coclearia, cola de caballo, diente de león, digital, dulcamara, fumaria, gayuba, guayaco, hinojo, hipérico, lino, lúpulo, maíz, malvavisco, mate, ortiga blanca, rosal silvestre, ruscus, zarzaparrilla, cebolla y pino.

Drásticos (Purgantes)

Son los que provocan drásticamente las evacuaciones de los intestinos. No se deben tomar sin consentimiento médico. Entre las plantas usadas están el altramuz, correhuela, fresno, hiedra, mercurial, polipodio, retama macho, ricino, zaragatona, áloe, saúco y sen.