Sudoríficos

Son los que tienen la propiedad de excitar y estimular rápidamente la acción de las glándulas sudoríficas y favorecer el sudor. Entre las plantas eficaces están las flores cordiales, el avellano, escabiosa, lampazo, lengua de buey, olmo, saponaria, violeta, borraja, eucalipto, jaborandi, malva, pulmonaria, saúco y zarzaparrilla.

Tenífugos

Son aquellos que se usan para provocar la expulsión de la tenia o lombriz, llamada vulgarmente «solitaria». Sirven para este fin la corteza de raíz de granada y las simientes de calabaza.

Tónicos

Son los que tienen la propiedad de excitar y estimular los órganos débiles, restablecer su normal funcionamiento, y recuperar su energía y fuerza vital. Hay tónicos amargos y astringentes. Entre las plantas que tienen propiedades tónicas se encuentran el abrótano hembra, la ajedrea, alcaravea, cilantro, comino, hierba de San Benito, laurel, lengua de buey, sanguinaria, agracejo, angélica, anís, aquilea, artemisa,cálamo aromático, cardo bendito, celidonia mayor, centaurea menor, cola, genciana, ginseng, limón, liquen de Islandia, lúpulo, manzanilla, mate, mejorana, menta, orégano, salvia, té y tilo.