ACACIA
Con las flores de acacias se hace una infusión (a razón de una cucharadita por taza) digestiva y muy eficaz contra la disentería (diarreas dolorosas con emisión de sangre), también combate las inflamaciones cutáneas. El ungüento de flores de acacia se emplea contra la migraña, y el cocimiento de la raíz de este árbol combate la tuberculosis.
Indicaciones: digestión pesada, disentería, inflamación cutánea.
Dosis: tomar a discreción, hasta la desaparición de los síntomas.