CAPUCHINA
La capuchina contiene glucotropolina e importantes proporciones de azufre, formando ambas sustancias un compuesto de acción antibiótica. La planta resulta eficaz contra el escorbuto y las afecciones de la vejiga.
La infusión y decocción se preparan con un puñado de capullos, flores o semillas por litro de agua. Los baños de asiento (regularizadores de menstruación ), con idénticas proporciones. La loción capilar se obtiene triturando dos puñados de flores, hojas frescas y semillas, junto con una docena de hojas de ortiga y unas pocas hojas de boj, dejar macerar en un litro de alcohol de 90 grados por espacio de dos semanas, filtrar y usar en forma de fricciones aplicadas sobre el cuero cabelludo.
Indicaciones: anemias, infecciones urinarias, gripes, afecciones dérmicas, estreñimiento, menstruaciones irregulares, calvicie.
Dosis: infusión y decocción de dos a tres tazas al día.