CARDO
Se utilizan las hojas secas en infusión o decocción. El cardo es un remedio excelente contra la fiebre, eficaz contra la insuficiencia renal, trastornos del estómago, parásitos intestinales, heridas sangrantes, hemorroides. Su uso externo resulta además, un buen desinfectante y cicatrizante de primer orden.
La infusión o decocción se prepara con un puñado de hojas.