CASTAÑO Las hojas del castaño son ricas en tanino. De su madera, corteza y hojas se extraen sustancias astringentes que se utilizan contra fa disentería y la fiebre. Es también eficaz contra la tos, bronquitis, lumbago y ciertos edemas. Las castañas, en forma de puré o asadas, además de ser un alimento exelente y muy nutritivo, son muy bien toleradas por los estómagos delicados y resultan eficaz para combatir diarreas leves. Se utilizan las castañas, erizos y hojas en infusión o decocción. La infusión se prepara con 30 gms. de hojas por litro de agua. Contra la bronquitis de los adultos, dejar macerar durante 15 días las hojas en el mismo volumen de aguardiente. La decocción de castaña y erizos se prepara a razón de 15 o 20 gms. por litro. Se introducen en el agua fría y se dejan hervir luego 2 minutos. Dejar reposar un cuarto de hora.
Indicaciones: Hiarrpa , lumbago, edemas, disentería, fiebre, tos ferina.
Dosis: infusión tres tazas al día. Maceración en aguardiente, una cucharita de las de café en el momento de acceso de tos. Decocción tres tazas al día.