CIPRÉS
Los frutos y la corteza del ciprés contienen mucho tanino, sustancia muy astringente por lo que el polvo obtenido al moler los frutos y la corteza secos es muy eficaz contra la diarrea y la disentería,
La decocción de hojas de ciprés, a razón de 30 grs. por litre de agua, es antiséptica y combate los gérmenes del conducto digestivo.
Indicaciones: diarrea, disentería, infecciones gastrointestinales.
Dosis: polvo 2 grs. cada vez, tres veces por día. Decocción tres o cuatro tazas diarias.