COL (Berza)
Muy rica en vitaminas y minerales (azufre, arsénico, calcio, yodo y magnesio), la col es un alimento de primer orden de cuyas excelentes cualidades dietéticas y curativas se priva mucha gente por la generalizada costumbre de comerla hervida.
Efectivamente la col hervida no sólo pierde casi todas sus propiedades, sino que además se vuelve indigesta y flatulenta.
La col se ha de comer cruda, finamente cortada. Con col y manzana a partes iguales, condimentada con aceite común o con yogur, se prepara una ensalada deliciosa e insuperable en cuanto a cualidades dietéticas.
Su mucílago hace que sea adecuada contra el estreñimiento, y la clorofila y los compuestos de azufre la convierten en eficaz desinfectante, por lo que la col cruda ejerce una acción sumamente beneficiosa en el área intestinal, incluso para la eliminación de parásitos.
También está indicada en las afecciones pulmonares y en la insuficiencia tiroidea, y a base de jugo de col cruda se han obtenido curaciones espectaculares en caso de úlcera.
La choucroute, col fermentada con sal, es un excelente depurativo intestinal.
Indicaciones: afecciones intestinales, úlcera, anemia, desmineralización, afecciones pulmonares, insuficiencia tiroidea.