DURAZNERO
Es una de las frutas más digeribles. Facilita la digestión estimulando la secreción de los jugos gástricos y reduciendo al mínimo el esfuerzo de las paredes musculares. Cocido resulta aún mejor tolerado que crudo. Ligeramente diurético, el durazno es también laxante y depurativo.
Las hojas y flores del duraznero poseen propiedades laxantes, vermífugas, diuréticas y sedantes. Son también efectivas contra la tos ferina.
La infusión se prepara con hojas y flores o con una mezcla de ambas, a razón de 50 o 60 grs. por litro de agua o leche hirviendo. La infusión de flores sola se prepara con 10 a 25 grs. por litro. El jarabe se confecciona con un quilo de jugo de flores. Este jugo se mezcla con 1000 grs. de azúcar morena, la mezcla se funde a baño María, tapada. Para beneficiarse de las propiedades depurativas de los frutos, es recomendable consumir algunos en ayunas o beber su jugo antes del desayuno.
Indicaciones: digestiones pesadas, estreñimiento, retención de orina, parásitos intestinales, tos ferina.
Dosis: infusión 2 a 3 tazas diarias. Jarabe, 8 a 30 gotas al día (niños).