ENEBRO
Se utilizan las bayas y la segunda corteza de ramas ( de color blanco). Las bayas son diuréticas, eficientes consecuentemente contra la hidropesía, cálculos renales e inflamaciones de la vejiga, al ser también antisépticas son útiles contra la leucorrea y la blenorragia,. Se le reconocen, al propio tiempo, propiedades sudoríficas, depurativas y tónicas.
La infusión de bayas se prepara con 20 o 30 grs. de ellas por litro de agua hirviente. La decocción de corteza blanca, a razón de 20 A 30 grs. por litro. El vino diurético se obtiene machacando 60 grs de bayas en un mortero, que se añaden a un litro de vino el cual se pone a calentar hasta alcanzar la ebullición. Dejar macerar por espacio de tres días y luego embotellar.
Indicaciones: insuficiencia renal, edemas, litiasis renal, inflamaciones del tracto urinario, leucorrea, blenorragia, astenia.
Dosis: Infusión de bayas dos vasos al día. Decocción de corteza blanca, beber un litro durante el día. Vino diurético, beber un vaso en ayunas.
Contraindicaciones: La utilización de esta planta está desaconsejada en las personas aquejadas de inflamaciones renales.