FUMARIA ( Morada y Blanca, Hiél de tierra, Palomilla)
La planta se utiliza entera. Contiene siete alcaloides distintos, entre los cuales se destaca la fumaria. La fumaria posee acción curativa sobre todos los trastornos hepáticos, herpes, eczemas, dermatosis, exantemas, es también estomacal y diurética.
La infusión o decocción (tóxico- depurativa) se prepara con medio puñado de planta fresca o un buen puñado de planta seca por litro de agua. La maceración se prepara dejando por 24 horas una ramita de fumaria en un vaso de vino, sidra, etc. que se filtrará en el momento de tomarlo. El jugo de la planta fresca se puede tomar mezclado con miel o leche (afecciones hepáticas).
Indicaciones: afecciones hepáticas, digestiones pesadas, herpes, eczemas, dermatosis, exantemas, estreñimiento, insuficiencia renal.
Dosis: Infusión o decocción una taza en días alternos en tiempo normal. Una taza antes de cada comida, durante 8 días, para la cura de verano. Maceración, un vaso al día. Jugo fresco de 5 a 6 cucharadas soperas al día.