GORDOLOBO (Barbasco – Cirio de Nuestra Señora – Moleña).
La parte más activa de la planta es la flor, que actúa eficazmente contra todas las afecciones de las vías respiratorias. Al poseer también cualidades antiespasmódicas, resulta útil contra el asma, dificultades respiratorias, nerviosismo, ansiedad, alteraciones del ritmo cardíaco, cólicos, calambres de estómago, neuralgias. Está también indicada en los casos de insuficiencia renal y para provocar la sudoración.
La infusión de flores se prepara con medio puñado de ellas secas o frescas, por litro de agua. Es preciso filtrarlas para separar los estambres, ya que estos pueden provocar irritaciones en las mucosas. La decocción de flores y hojas (uso externo) se prepara con un buen puñado de planta entera o tres si se trata de hojas solamente, 1 por litro de agua.
Indicaciones: afecciones de las vías respiratorias, asma, ner- 1 viosismo, ansiedad, palpitaciones, alteraciones del ritmo cardíaco, 1 cólicos, calambres de estómago, neuralgias, insuficiencia renal.
Dosis: infusión de flores: tres o cuatro tazas al día.