También constribuye notablemente a la eliminación de acido úrica por lo que está muy indicado en el caso de reuma y artritis.
Poderoso desinfectante, combate todo tipo de enfermedades infecciosas (gracias también a su contenido de vitaminas C), come tifus, cólera , disentería, etc., así como todo tipo de parásitos.
El jugo de limón con miel es un excelente jarabe para la garganta, que también cura las afecciones bucales. Las gárgaras con jugos de limón puro son también muy eficaces.
Con un poco de agua caliente, el jugo de limón con miel es una de las mejores formas de empezar el día (aunque luego no conviene tomar leche ni pan , ni otras féculas hasta que no haya pasade por lo menos media hora). La mejor manera de preparar el jugo de limón (y también el de naranja) es extrayéndole el jugo al fruto yak corteza su esencia aromática y muy rica en vitamina P.