Para preparar el jugo de limón caliente, procédase de este manera: poner agua a hervir a razón de poco más de un vaso poi persona. Exprimir limones (medio o uno por persona), e ir echando las cortezas al agua; dejar que hierva unos instantes, retirar del fuego, y cuando está a la temperatura adecuada para beber, añadirla al jugo de limón, se puede endulzar con miel. Conviene tomar el juge de limón con pajita, con el objeto de evitar que el ácido cítrico ataque los dientes. Poderoso antiséptico natural, el limón se puede usar para desinfectar heridas, picaduras, etc. y aunque escuece un poco, una gott en el ojo es el mejor colirio. Frotándose las manos y el rostro con el interior de la corteza de limón se fortifica y rejuvenece la piel.
Indicaciones: intoxicaciones e infecciones, fiebre, hipertensión, viscosidad sanguínea, mala circulación, várices, flebitis, artritis, reuma, parásitos.
Contraindicaciones: ciertos trastornos neurovegetativos. gastritis, úlceras, fragilidad de los vasos sanguíneos. (En estos casos no está totalmente contraindicado, pero sólo se puede tomar con prudencia).