MAIZ
Es un alimento nutritivo y energético, que ejerce una cierta influencia sobre la glándula tiroides, con tendencia a desacelerar el ritmo metabólico.
La harina de maíz usada en la alimentación ha de ser fresca, pues se deteriora con facilidad y puede producir pelagra. Con los estigmas o estilos de maíz, comúnmente llamados “barba” se prepara una decocción muy diurética y es eficaz en todo tipo de afecciones renales y de la vesícula y vías urinarias, cistitis, arenillas, etc. y tambien contra la blenorragia (purgaciones), reuma, artritis, fiebres, infecciones en general, siempre que convenga estimular la diuresis.
La decocción se prepara dejando hervir a fuego lento durante unos minutos 20 gms. de estigmas de maíz en un recipiente con un litro de agua. La harina de maíz espolvoreada directamente sobre la piel calma las irritaciones cutáneas y también puede usarse para preparar cataplasma emolientes.
Indicaciones: afecciones renales, inflamación de la vejiga y las vías urinarias, cálculos, arenillas, fiebres, infecciones.