OLIVO
La fruta del olivo, la aceituna, es un alimento rico en sales minerales (fósforo, potasio, azufre, magnesio, calcio, cloro, hierro, cobre, manganeso) y en vitaminas A y C.
El aceite de oliva además de sus conocidos usos culinarios, protege y alivia la piel de irritaciones y quemaduras.
La infusión de hojas de olivo, a razón de una cucharadita por taza, combate la hipertensión arterial y descongestiona las vías biliares.
Indicaciones: hipertensión (infusión de hojas). Afecciones hepáticobiliares.
Dosis: tres o cuatro tazas de infusión al día.