Peregil
El jugo de perejil tiene un sabor muy fuerte; se puede mezclar con otros jugos (zanahoria, manzana, apio) o tomarlo en pequeñas dosis con fines terapéuticos; una cucharadita de jugo de perejil en ayunas, es un eficaz remedio contra la blenorragia (purgaciones) y las infecciones urinarias en general, introducido directamente en el ojo como si fuera colirio, es contra las oftalmías.