Cola de caballo propiedades
Propiedades curativas. Astringentes, hemostáticas, diuréticas, hemopoyéticas y remineralizantes. La pulpa fresca y el jugo (que se obtiene machacando la planta en un mortero) se aplican sobre las úlceras y las llagas sangrantes, y embebiendo un trozo de lienzo se introduce en la nariz para detener las hemorragias. La decocción (30-35 g de cola de caballo seca que se ha hecho hervir en 500 g de agua, durante media hora) tiene grandes virtudes diuréticas. El jugo y la pulpa fresca se administran a los tuberculosos y a los anémicos, de dos a tres veces al día antes de las comidas, a fin de aumentar el número de glóbulos rojos y tonificar el organismo. En este tratamiento se deben suministrar el jugo o la pulpa de la planta fresca, o los preparados obtenidos a partir de la planta, recolectada, no más de dos o tres horas antes.