SALVIA
Diurética, sudorífera, desinfectante y algo aslrigente, desintoxica el hígado y los ríñones, es antidiarreica, facilita la sudo-ración en casos de fiebre y enfriamiento, a la vez que modera la sudoración morbosa de ciertos enfermos graves (por ejemplo los sudores nocturnos de los tuberculosos).