Trigo integral
El trigo completo y sus derivados, como el pan integral contiene todos los minerales necesarios para el organismo.
El trigo se puede comer directamente cociendo el grano entero, como si fuera arroz, o bien molido a modo de sémola.
Así como el pan blanco y, en general todos los derivados de la harina de trigo refinada (pastas, pasteles, etc,) producen estreñimiento, tanto el pan integral como el trigo cocido son excelentes laxantes que limpian el intestino y normalizan la evacuación gracias a sus fibras vegetales inasimilables.
El germen de trigo, es un superalimento, valiosísimo, rico en proteínas y vitaminas del grupo B, E y PP.
Indicaciones: estreñimiento, anemia, desmineralización.