Lombrices y Oxiuros.
La infusión del bulbo aplastado a 10 ó 15 gramos por litro se emplea en enemas contra ciertas lombrices intestinales, en particular contra los oxiuros vermiculares.
El ajo es un verdadero desinfectante cuyo uso en la alimentación humana debo ser particularmente recomendado.