Boniatos contra el estreñimiento.
Si tienes problemas de digestión, el boniato es idóneo por su alto contenido de fibra. Se trata de un tubérculo que se puede tomar crudo o asado, pero para que sea realmente efectivo deberás comerlo siempre con piel.