El cacao soluble es 100% chocolate.
Nada más lejos de la verdad. El cacao soluble, tan apreciado por los más pequeños de la casa, contiene un porcentaje bastante bajo de manteca de cacao. Su composición mayoritaria se basa en hidratos de carbono procedentes de harinas espesantes, como la de maíz. Sin embargo, esta es una buena noticia para la salud, pues se convierte en un alimento con apenas grasa y una composición muy similar a la de los cereales, perfecta para el desayuno de los niños.