RIÑON
De nuestros ríñones depende la vitalidad y el equilibrio de nuestro organismo. Para mantenerlos siempre a tono habría que tomar 1 naranja al día, ya que su ácido cítrico evitará las infecciones y la formación de cálculos y piedras. Se han constatado casos en los que, después de diagnosticar piedras de varios centímetros en el riñon, éstas desaparecían apenas dos días después tras someter al paciente a una cura radical de naranjas. Esta supone tomar entre 20 ó 30 naranjas diarias, al natural o en zumo, mezcladas con limón.