Arroz integral.
Contiene minerales como hierro, fósforo y calcio, algo que no ocurre con el arroz blanco, el de consumo más extendido en nuestro país, pues los pierde durante el proceso de refinado. El integral también contiene buenas dosis de vitamina B, carece de grasas y es rico en hidratos de carbono.