Brecol.
Es rico en calcio, potasio, caroteno, vitamina C una taza de brécol cocido cubre de sobra las necesidades diarias de vitamina de C de una persona y fibra. Y no tiene grasas ni apenas sodio.