Coliflor.
Destaca por su contenido en vitamina C. Una ración de coliflor cubre las necesidades mínimas diarias. También aporta potasio, calcio y magnesio, minerales que ayudan a mantener en buen estado huesos, piel, uñas y cabellos. Además, es rica en fibra y pobre en sodio y grasa.