Garbanzo.
Esta legumbre posee hierro, potasio, fósforo y magnesio, así como vitamina B, tiamina y niacina. Su aporte de fibras y proteínas es alto y apenas contiene sodio ni grasas.