La manzana.
Dice un refrán inglés que una manzana al día mantiene al médico alejado. Y algo de razón tendrá, porque esta fruta contiene muchísimos nutrientes en grandes cantidades: vitaminas A, B1,B2, PP, C, taninos, calcio, hierro, potasio, fósforo, bromo, magnesio…