Manzana propiedades: Son muchas y de lo más variado. Por ejemplo, la manzana regula el tránsito intestinal, activa los jugos gástricos, alivia la artritis, la gota y el reúma, reduce los niveles de colesterol malo en sangre, fortalece el sistema nervioso gracias a su alto contenido en fósforo, es un poderoso depurativo natural y, gracias a su elevada proporción de agua, ayuda a tener una piel más tersa y sana. Además, la pectina de la manzana funciona a modo de «cepillo» al pasar por el intestino, arrastrando toxinas.
Trucos: Comida a mordiscos con su piel bien lavada, la manzana limpia los dientes y combate el mal aliento.