Melón y sandía.
El melón es rico en vitaminas A y C, calcio y fósforo. La sandía, por su parte, tiene su cualidad principal en ser una de las frutas con menos calorías y contiene vitaminas A y C.