Planta de Judía seca.
Si estás buscando un alimento rico en proteínas pero pobre en grasas, las judías ya sean blancas o pintas son una apuesta segura. También son ricas en fibras, hidratos de carbono y hierro.
Para quienes padecen los molestos gases, lo mejor es consumir las judías en forma de puré.