Propiedades de la naranja: La naranja es un estupendo antibiótico natural que actúa como desinfectante y microbicida. Además, mantiene alejados catarros y gripes, depura la sangre, combate la afonía y la ronquera, la artritis y el reúma, equilibra la hipertensión arterial y alivia las alteraciones cardiovasculares, facilita el tránsito intestinal, evita los mareos y las nauseas, es diurética y carminativa, previene la formación de varices, abre el apetito en casos de anorexia o inapetencia…
Trucos: Si al levantarte por las mañanas tienes la boca seca, amarga y pastosa, respira a fondo unos minutos con la boca cerrada y, a continuación, tómate un gran zumo de naranja. Los residuos tóxicos de tu hígado que han causado ese malestar
desaparecerán y, con ello, notarás tu boca mucho más fresca.