Pescado.
Es rico en proteínas, por lo que es un alimento esencial para el correcto funcionamiento de los órganos. Aporta gran cantidad de vitaminas liposolubles como la A, D y E, además de muchas sales y oligoelementos como el yodo y el flúor. El porcentaje de lípidos depende del tipo de pescado, aunque el que está más de moda, por sus beneficios para la salud, es el azul, que contiene ácidos grasos omega-3.
Se recomienda comer pescado, por lo menos, 2 veces por semana