El puerro.
Esta tierna y sabrosa hortaliza destaca por su contenido en hierro, manganeso, fósforo, azufre y calcio. Sin embargo, su valor calórico es casi nulo, al igual que su aporte de grasa o sodio.