Algunas plantas medicinales estimulan y mantienen el sistema inmunitario en perfecto estado. Entre ellas destacan la equinácea, saúco, cola de caballo y tila. También los productos derivados de las abejas como miel, polen, propóleo o jalea real-, tienen este efecto estimulador de las defensas. Y para fortalecer la mucosa de la garganta y evitar así que en ella “aniden” virus o bacterias, nada mejor que hacer gargarismos de agua tibia con una pizca de sal marina. A continuación te proponemos infusiones y cocimientos de plantas para prevenir o aliviar las afecciones respiratorias.