Propiedades de la pera: Al componerse básicamente de agua, la pera es la fruta ideal para mantener bien hidratada la piel y el organismo en general. Además, es depurativa, por lo que conviene incluirla en la dieta de los enfermos de gota o que padezcan del riñon. Comida con piel donde se concentra la fibra favorece el movimiento intestinal, facilitando el proceso digestivo y evitando el estreñimiento. Su yodo mantiene sana la glándula tiroides, que regula múltiples funciones del organismo.
Trucos: Una exquisita forma de consumirla es en platos salados. Para el aperitivo o para disfrutar de una comida o cena ligera, corta 4 peras por la mitad, quítales el corazón y rellénalas con una mezcla de queso blanco, eneldo y cebollinos. Es sabrosa también como relleno para crepés.
Para acclarar su maduración, mótelas en una bolsa de papel…