Propiedades pasta: Por su bajo contenido de lípidos y sodio, constituye un alimento muy beneficioso para el corazón, siempre que no se le añadan salsas pesadas ni ricas en grasas animales. Algunos tipos de pasta están enriquecidos con huevos o con verduras, hierbas y especias y le añaden un dosis de fibra, además de agregarles sabor y color.
Trucos: Para mantener la pasta fresca, envuélvela muy bien y guárdala de esta forma en la nevera, pero es aconsejable que la consumas antes de una semana. Es aconsejable que la espolvorees con maicena antes de ponerla en el frigorífico para que no se pegue. La pasta seca puede preservarse perfectamente en un recipiente hermético, en un lugar seco y aireado.
Es buena idea utilizar un litro de agua por cada 100 gramos de pasta y un chorrito de aceite para que no se pegue en el recipiente.