Bergamota uso medicinal.
Las formas de tratar la bergamota para ser utilizada como planta medicinal son muchas:
COMO LOCIÓN ANTISÉPTICA.
Para curar heridas superficiales, siempre aue no estén abiertas ni muestren signos de infección: Llenar un recipiente con 1 litro de agua y ponerlo al fuego. Cuando el agua rompa a hervir, retirar del fuego y añadir un cuarto de taza de hojas frescas de bergamota. Dejarlo reposar durante cinco minutos y, después, filtrar a través de un colador fino o una gasa muy limpia. Con el líquido resultante, en templado, se empapa una compresa de gasa. Cuando esté escurrida, aplicarla suavemente sobre la herida. Las propiedades antisépticas de la bergamota impedirán que se infecte, además de facilitar y acelerar su correcta cicatrización.