CALABACÍN.
En el caso del calabacín su temporada natural coincide con los meses de verano, aunque actualmente podamos encontrarlos en el mercado todo el año. El calabacín contiene gran cantidad de agua, fibra y muy pocas calorías. En cuanto a sus propiedades, es diurético, depurativo, resulta fácil de digerir y por su contenido en vitamina A nos protege de las infecciones.