Nombre científico: Dillenia indica Familia: Dileniáceas Sinonimia:   Ostindischer   Rosenapfee-baum (alemán); dillenia (francés); shoy-dillenia (inglés); chalita, mota-kermal (India); flor-de-abril, dilenia (portugués).
Descripción:
La dilenia de India procede del Asia tropical. Se trata de un árbol grande, que mide hasta 20 metros de altura, de cuyo tallo recto salen ramas esparzas que forman una copa amplia.
Presenta hojas coriáceas, acuminadas y alternadas con nervaduras evidentes y como máximo 30 centímetros de largo. Amarillas o blancas, pero siempre aromáticas, las flores son solitarias y axilares o terminales y los frutos consisten en cápsulas globosas que contienen una pulpa gelatinosa e innumerables semillas. La Dillenia indica produce madera de cerne compacto, durable y resistente, aprovechable en la construcción naval, carpintería, obras acuáticas, etc. La corteza se emplea en los curtidos y las hojas como lija para madera y en la limpieza de metales como la plata. En India se solía usar el jugo de los sépalos (parte del cáliz floral) que además de aromático tiene un sabor ácido bastante agradable, como sucedáneo del limón para aderezo. Los propios sépalos eran ingeridos crudos, hervidos, o en forma de dulces y helados. Con los frutos se preparaba una bebida fermentada bastante popular y muy apreciada en el antiguo Ceilán.
Cultivo:
Planta de buena adaptación, pero a la que no le gusta el frío. Se propaga por semillas.
Propiedades medicinales:
Tanto las hojas como la corteza de la Dillenia indica son adstríngentes, y se recomienda particularmente la última para combatir la artritis. Además de servir para la preparación de un jarabe pectoral especialmente indicado contra las anginas, los sépalos tienen propiedades febrífugas y refrigerantes. Si deseas obtener más información sobre la Dilenia de India y otras plantas medicinales te recomendamos visitar plantas que tiene muy buen contenido.