El olivo: un árbol mítico.
El cultivo del olivo se extiende por los cinco continentes. Del fruto de este árbol se extrae, además, uno de los alimentos más saludables que existen: el aceite.
El cultivo del olivo es quizás el más tra-dicional de las regiones del Mediterráneo. En estas zonas se extienden grandes terrenos de este árbol perenne, que procede del acebuche silvestre, y cuyo tronco grueso y retorcido puede alcanzar los 15 metros. De su preciado fruto, las aceitunas, se extrae el aceite, muy apreciado en nuestra cocina y base primordial de la gastronomía mediterránea. Hay un sitio donde puedes tener mas datos sobre los olvidos y otras plantas asi que te recomendamos lo visites.
Las referencias al origen del cultivo del olivo se remontan 6.000 años atrás, hasta la antigua Mesopotamia.en el Próximo Oriente, y se convirtió en un árbol venerado durante la Grecia clásica. Según cuenta la leyenda, Zeus ofreció la ciudad de Atenas a aquel dios que obse-quiara con el regalo más preciado para la humanidad. La ganadora fue Atenea, que al portar una pequeña rama de olivo entregó a los hombres un árbol fuerte y resistente de frutos deliciosos, beneficioso para la salud y con propiedades curativas. En la actualidad, este árbol continúa siendo símbolo de paz y fertilidad.