Higo.
A finales del verano, llega al mercado el considerado como fruto por excelencia de los países mediterráneos, el higo, cuya temporada va de agosto a octubre. Esta deliciosa fruta es una de las más dulces de la temporada estival y, precisamente gracias a su riqueza en azúcares, ayuda a mejorar el estado de ánimo y favorece la concentración. También es rica en sales minerales: potasio, magnesio, calcio y hierro.