Propiedades de la miel de Galicia.
Un producto único, fruto de las flores de las que se obtiene, diferentes a las del resto de la Península, y que se elabora de forma artesanal desde hace siglos.
La apicultura en Galicia tuvo su máxima expansión antes de la llegada del azúcar, ya que era considerada un alimento de gran importancia por su poder edulcorante y sus propiedades medicinales, y a mediados del siglo xvni se contabilizaban en Galicia un total de 366.339 colmenas.
La miel es un producto muy nutritivo y su aporte energético es bien conocido. Su elaboración sigue siendo aún hoy un secreto celosamente guardado por las abejas. La Mel de Galicia cuenta con la Denominación Específica del Consejo Regulador, lo que garantiza su calidad. Si a eso sumamos una flora rica y variada, y muy diferente de la del resto de la Península, el resultado es una producción de miel monofloral y también un amplio abanico de miel de milflores únicas. Así aunque la miel de Galicia es una denominación única, agrupa diferentes sabores y texturas, dependiendo de las flores de origen: hay miel de eucalipto, miel de zarza, miel de castaño y miel de brezo, cada una de ellas con un sabor y aroma distintos.
Otro de los factores que influyen en su calidades que los colmenares gallegos son pequeños y el apicultor recoge la miel a mano de forma artesanal, recolección que se realiza entre los meses de julio y septiembre.