Sandías.
Su temporada va de junio a septiembre aproximadamente. Sabrosa y refrescante, aporta además muy pocas calorías. Su color rojo se debe al lico-peno, una sustancia antioxidante que protege nuestro organismo frente a ciertos tipos de cáncer como el de útero, pulmón, mama, estómago o próstata. Además, contiene un 93% de agua, por lo que resulta especialmente recomendable para aliviar el calor.