CREMA CAPILAR.
Durante el verano o si vas a la playa, no sólo la piel sufre las consecuencias de agentes externos como el sol, el viento, el cloro o el yodo, sin olvidar el aire acondicionado que reseca el ambiente y deshidrata la fibra capilar. En esta época, el pelo también necesita protección y un extra de hidratación para evitar que se vuelva áspero, que las puntas se abran o que resulte difícil de peinar.
Ingredientes:
• 1 cucharada de pulpa de aloe
• 1 cucharada de aceite de germen de trigo
• 1 cucharada de aceite de almendras dulces
• 5 gotas de aceite esencial de romero
Preparación:
Bate la pulpa de aloe con la cucharada de aceite de germen de trigo y la de aceite de almendras dulces. Añade el aceite esencial de romero.
Uso:
Lava el cabello de la forma habitual. A continuación, aplica la crema capilar en el cuero cabelludo dando un suave masaje con las yemas de los dedos.