Es muy importante tomar el sol con protección. Pero a menudo después de una jornada en la playa sentimos nuestra piel tirante. En ese caso, puede regenerarse con esta crema para después del sol.
Ingredientes:
• 3 cucharaditas de aceite de germen de trigo.
• 3 g de óxido de zinc.
• 25 g de lanolina.
o 3 gotas de esencia de geranio o de lavanda.
Preparación:
Se mezclan todos los ingredientes excepto la esencia mientras se calientan al baño María. Cuando la mezcla esté líquida se retira del fuego y se espera a que se temple para añadir las tres gotas de esencia; antes de que se enfríe y se solidifique.
Uso:
Aplica con suaves masajes varias veces al día hasta que la piel recupere su tersura natural.