Propiedades medicinales:
Mientras los melocotones y las hojas son aperitivos y digestivos, y se recomiendan particularmente a diabéticos y gotosos, las semillas del melocotonero, convenientemente dosificadas, tienen un efecto calmante. Se recomiendan las flores en las afecciones intestinales y el látex como emoliente.
Indicaciones de uso:
Diurériío – Jugo: cortar d melocotón por el medio, pelarlo y retirar el hueso. Pasar cada una de sus mitades a través de un tamiz, machacándolas mucho para hacer salir todo el líquido. Tomar una copa de este jugo por la mañana, en ayunas, durante un mínimo de diez días. Además de muy nutritivo y eficaz diurético, ese jugo regulariza las funciones intestinales.
Erupciones cutáneas – Cataplasma: machacar con el mango de un cuchillo, haciendo salir todo el jugo, un puñado de hojas frescas y tiernas del duraznero, previamente lavadas y secadas. Aplica-la en forma de compresa sobre la región afectada.
Mala digestión – Infusión: dejar en infusión en una taza de agua hirviendo durante diez minutos lOg de hojas de melocotonero, ISg de hojas de limón y 5g de hojas de salvia. Filtrar el líquido, agregar una pizca de bicarbonato de sodio y be berlo enseguida.
Úlcera intestinal – Infusión: verter en 750g de agua hirviendo lOg de flores secas de duraznero y ISg de hojas secas de avellano y dejar en reposo durante 30 minutos. Beber el líquido filtrado en tazas antes de las comidas. Nota – Se deben seguir al pie de la letra las dosis indicadas en las infusiones para uso interno a base de hojas y flores de melocotonero, pues unas y otras son ligeramente tóxicas.