LA PAPAYA, EL SECRETO DE LA BUENA SALUD.
¿Sabías que la papaya es la mejor fuente natural de vitamina C? Con 100 gramos es suficiente para cubrir las necesidades diarias de este nutriente. Además, la papaya contiene papaína (enzima que facilita la asimilación de las proteínas) y por eso forma parte de varios preparados que favorecen la digestión. Puede tomarse al natural, en sorbetes, macedonias… En el mercado, elige la que tenga un olor más intenso y dulzón. Su mejor temporada: de octubre a mayo.
Después del verano la piel aparece tirante y seca, es el momento de devolverle el brillo y la elasticidad, y para ello es recomendable consumir frutas ricas en vitamina C.